[Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog (realizadas mediante la técnica del cutrescoping) y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.

Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias]


Latido Jondo

Cerradas manchas de monte en las sierras de Andújar... apreturas y riscales en Despeñaperros... soledades boscosas y remotas en Hornachuelos... cantos de colirrojo real en los frescos castañares en la Sierra de Aracena... ríos que serpentean entre hondos barrancos cordobeses... robledales donde termina Andalucía... el morir alomado y llano de la Sierra en el extremo norte de Sevilla... bellotas que se caen de las encinas... callejas de pueblos blancos donde cantan las golondrinas... olor a pasto mojado cuando suena la berrea... cigüeñas negras sobre el murmullo de las aguas... bruscos picados de águilas reales... croar de sapos y ranitas en la noche... chillidos de matanza en las frías mañana de invierno... el paso elástico del lince bajo la valla... manto florido de dehesas en primavera.... agostaero de pastos en verano...

Si yo fuera bicho, Sierra Morena sería mi área de campeo. En este blog pretendo compartir con vosotros algunos de los momentos camperos que vivo tanto en esta zona -a retazos salvaje y honda, a retazos domesticada y suave- de Andalucía como en otros variopintos parajes naturales, a veces alejados de la Sierra pero que también forman parte de mi área de dispersión....o a los cuales llego con carácter divagante o accidental....


Bienvenidos!

31 de julio de 2014

Orquídeas de Doñana: Montes de Hinojos 2014

Hinojos es un pequeño pueblo onubense de algo menos de 4.000 habitantes que cuenta con un término municipal bastante grande, al que sus 32.000 hectáreas convierten en uno de los más extensos de la provincia de Huelva. Sin embargo, no sólo llama la atención por su cantidad, sino también por su “calidad”: más del 82% del municipio se encuentra protegido por sus valores ambientales, bien sea formando parte de Espacio Natural Doñana (Parques Nacional y Natural) y sus otras figuras geográficamente coincidentes, bien dentro de otros LIC´s que están actualmente en proceso de declaración como Zonas de Especial Conservación para formar parte de la Red Natura 2000 (ZEC´s Doñana Norte y Oeste, y Dehesa de Torrecuadros y Arroyo de Pilas).

Ophrys scolopax, detalle de la pilosidad de los "bracillos" del labelo.
LIC Doñana Norte y Oeste, marzo 2014
Como desde hace más de un año soy vecino de esta tranquila localidad del Condado, sus marismas y bosques están siendo parte importante de mi actual área de campeo. Por ello, la pasada primavera me animé a buscar orquídeas en algunas de las mejores masas forestales que cobija Hinojos.

Las flores de las Serapias constituyen refugio y hábitat vital para algunos invertebrados.
Montes de Hinojos, abril 2014.
Las áreas de mayor riqueza orquideológica que encontré son aquellas en las que el pinar de pino piñonero Pinus pinea (dominante en las florestas de por aquí) se combina con manchas de alcornocal y un buen sotobosque mediterráneo con claros. En términos generales, la época de floración se extendió mayormente desde mediados de mediados de marzo a mediados de abril.
Serapias lingua. A ellas también les gustan los Rolling... E.N. Doñana, abril 2014

Al ser una zona de muy baja altitud (las áreas prospectadas casi no superaron los 100 msnm) y con suelos casi nada calizos, mis esperanzas de encontrar variedad y cantidad de orquídeas eran muy bajas. Así que me soy por bastante satisfecho con las cositas que hallé…

Neotinea maculata de flores blancas, sin manchas. Pinares de Hinojos, marzo 2014.
A la hora de hablar de flora, y especialmente de orquídeas, hay que mencionar los suelos. Los de esta parte del norte de Doñana son arenosos en su práctica totalidad (con afloramientos locales de margas y arcillas), en general ácidos y muy pobres en nutrientes. Suelos profundos que drenan bien y en los que el agua se va enseguida, resultando por ello poco favorables para nuestras protagonistas.

Serapias lingua, rodal en un pastizal encharcado. Montes de Hinojos, abril 2014.

No obstante, hay especies que se desenvuelven relativamente bien en este entorno. Buscan, eso sí, las áreas que tienen algo más de arcilla en los estratos inferiores y que por tanto conservan la humedad más tiempo. Es el caso de Serapias lingua, la más abundante y mejor distribuida por los montes de Hinojos, principalmente por prados y pinares.

La discreta Serapias parviflora. Detalle de su grácil porte. LIC Doñana Norte y Oeste, abril 2014
Su más discreta pariente –y, con frecuencia, convecina- Serapias parviflora es menos frecuente, pero aún así fácil de encontrar por aquí; no obstante, a veces pasa desapercibida debido a su porte liviano.

Serapias parviflora es común en Doñana. Montes de Hinojos, abril 2014.

Aunque, si de pasar desapercibida se trata, el  premio se lo lleva Neotinea maculata, de flores diminutas y porte mínimo. De esta encontré varios rodalillos bajo pinos, siendo calificada como “poco común” en la comarca de Doñana.

Aquí se aprecia la diminuta talla de Neotinea maculata.
Montes de Hinojos, marzo 2014.

Comparte la misma categoría de abundancia la “presunta parásita” Limodorum abortivum, que no obstante ha florecido en buen número esta pasada campaña, siendo la segunda especie más numerosa en mis paseos. Amante de la humedad, con frecuencia se encuentra tapizando los suelos ricos en hojas de alcornoque, si bien en enclaves umbrosos de sotobosque pinar también se da.

Vistas de cerca, parece que las flores de Limodorum abortivum quisieran devorarte...
E.N. Doñana, abril 2014.
Tras emerger con mucho brío de las arenas, al modo de un espárrago, se demoraron en florecer un mes, no sé si por las cambiantes condiciones climáticas de esta primavera. A veces formaban grupos de considerable extensión. La abundancia en la floración de L. abortivum suele ser muy irregular entre temporadas, así que habrá que ver si el próximo año se repite o no la buena situación del actual.

Grupo de L. abortivum floreciendo en el sotobosque de un pinar-alcornocal. Hinojos, abril 2014.

Una de las mayores alegrías me la dieron los numerosos pies de Ophrys scolopax que hallé, casi todos compartiendo una misma localidad en el pequeño talud de una pista forestal. Una bonita población que ha estado luciéndose casi dos meses, debido al alto número de flores que va emergiendo paulatinamente en sus largos tallos. Una verdadera delicia.

Oprhys scolopax es muy poco frecuente en la provincia de Huelva. Montes de Hinojos, marzo 2014.
Al haber tantas juntas, era posible apreciar la variedad morfológica que caracteriza a esta especie. La más frecuente fue esta:

Librea más frecuente de las O. scolopax de la temporada 2014 en los Montes de Hinojos.
LIC Doñana Norte y Oeste, abril.

Otra muy bonita es la forma de labelo muy oscuro y sin marcas. Una chulada. No en vano, O. scolopax es una de mis especies preferidas, de la que he podido disfrutar en varios sitios de Andalucía esta temporada.

Oprhys scolopax de labelo oscuro. Montes de Hinojos, abril 2014.
Los taludes en que crecían estas preciosidades contenían grava, arcilla, cantos rodados y tenían pinta de tener algo de materia caliza, lo que sugiere posibles aportes antrópicos de material externo para afianzar las pistas forestales. Sea como fuere, este microhábitat parece haber beneficiado a la especie, en general  rara en nuestra provincia y que en el área de Doñana no se había citado (al menos en bibliografía) en su unidad corológica del Condado-Aljarafe, que es de donde proceden mis observaciones.

Limorodum abortivum ha sido abundante en sotobosques frescos de Doñana en este 2014.

No lejos de ella, en un clarillo entre rebrotes de alcornoque, me topé con ejemplares muy pasados y pochos de Oprhys speculum. Oso, no  sin cierto remordimiento, a poner esta foto de lamentable calidad, que es la única que pude hacer…

Ophrys speculum...o sus restos. Montes de Hinojos, abril 2014.

Cambiando de género, también pude disfrutar de Orchis champagneuxii. Su floración fue concentrada y duró poquito, al menos las de los rodales que localicé, todos ellos bajo pinos y en claros frescos de prados. No encuentro referencias a la especie en la unidad Condado-Aljarafe, aunque sin duda debe estar presente en otros lugares al margen de los pinares de Hinojos, pues es una especie frecuente en gran parte de la geografía andaluza y poco exigente en cuanto a la naturaleza del suelo.

Anacamptis (Orchis) champagneuxii, inflorescencia típica. Pinares de Hinojos, marzo 2014.
Orchis champagneuxii suele incluirse dentro del grupo de O. morio, uno de los más complejos de nuestra orquideoflora. Actualmente englobados en el género Anacamptis por la mayor parte de los autores, los pies incluidos en este complejo pueden asignarse a los taxones champagneuxii, morio, picta o longicornu. El problema más habitual en nuestras latitudes es tratar de distinguir lo que es champagneuxii de lo que es morio, habida cuenta de la variabilidad existente y de las similitudes entre ambas. 

Anacamptis (Orchis) gr. morio. E.N. Doñana, Hinojos, marzo 2014.

Los ejemplares de la pequeña población que localicé a mediados de marzo en suelos rojizos de arenisca y arena, presentaban porte pequeño, pocas flores, espolón relativamente grueso y lóbulo central plegado, dentado y con manchitas. Es decir, caracteres intermedios entre morio y champagneuxii, así que no soy capaz de pronunciarme al respecto y lo dejaré en Anacamptis cf morio… Si alguien con más pericia que yo se anima a decantarse, que deje algún comentario al respecto, s´il vous plaît.

Anacamptis cf. morio, detalle de las flores. E.N. Doñana, Hinojos, marzo 2014
Otra de mis preferidas es la "flor de los hombrecillos", de cuyo aroma a vainilla ya hemos hablado alguna vez por aquí; de hecho, es un “manojo” de Orchis italica lo que encabeza actualmente este blog. Una pequeña población, de una veintena de ejemplares al menos, erguía sus altivas cabezotas en los retazos que habían quedado sin arar entre encinas, pinos, alcornoques y matorral, en un sustrato algo más compacto por efecto de la arcilla. Se considera “poco común” en la Comarca.

La compleja y bonita flor de Orchis italica. Montes de Hinojos, abril 2014.
La información disponible online y la bibliografía sobre orquideoflora de Doñana es francamente escasa, imagino que debido en gran parte a que este espacio natural alberga pocas especies y no es idóneo para estas plantas. La obra de referencia, de la cual he sacado la consideración y categoría de abundancia y presencia de las distintas especies, es el artículo “Catálogo florístico del espacio natural de Doñana (SO de España). Plantas vasculares”, autoría de B. Valdés, V. Girón, E. Sanchez-Gullón e I. Carmona y publicado en la revista Lagascalia en el año 2007. Este magnífico trabajo recoge la presencia de 18 especies de orquídeas, de las cuales esta temporada 2014 he podido registrar casi la mitad (8-9 sp.), lo que creo no está mal teniendo en cuenta que no me he centrado en ello y que, de hecho, hay otras (O. tenthredinifera, O. lutea) que probablemente están presentes en la zona principal de mis observaciones pero con las que no he dado en el campo.

Amanecer en un rincón de los pinares de Hinojos, por donde discurre el carril-bici El Arrayán.
Me despido con una vista parcial de un rincón de los montes de pinos de Hinojos, paisaje que tengo la suerte de poder saludar cada mañana. ¡Buen verano!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...