[Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog (realizadas mediante la técnica del cutrescoping) y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.

Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias]


Latido Jondo

Cerradas manchas de monte en las sierras de Andújar... apreturas y riscales en Despeñaperros... soledades boscosas y remotas en Hornachuelos... cantos de colirrojo real en los frescos castañares en la Sierra de Aracena... ríos que serpentean entre hondos barrancos cordobeses... robledales donde termina Andalucía... el morir alomado y llano de la Sierra en el extremo norte de Sevilla... bellotas que se caen de las encinas... callejas de pueblos blancos donde cantan las golondrinas... olor a pasto mojado cuando suena la berrea... cigüeñas negras sobre el murmullo de las aguas... bruscos picados de águilas reales... croar de sapos y ranitas en la noche... chillidos de matanza en las frías mañana de invierno... el paso elástico del lince bajo la valla... manto florido de dehesas en primavera.... agostaero de pastos en verano...

Si yo fuera bicho, Sierra Morena sería mi área de campeo. En este blog pretendo compartir con vosotros algunos de los momentos camperos que vivo tanto en esta zona -a retazos salvaje y honda, a retazos domesticada y suave- de Andalucía como en otros variopintos parajes naturales, a veces alejados de la Sierra pero que también forman parte de mi área de dispersión....o a los cuales llego con carácter divagante o accidental....


Bienvenidos!

12 de junio de 2013

Birding Sierra Morena: primavera 2013

Intrépidos pajareros desafiando al frío en las estepas de Guadalcanal

La primavera ha venido -al igual que los últimos meses- cargada de actividades y cosas que hacer, por fortuna… Aunque ello implique dificultades para actualizar el blog con la regularidad que quisiera. Ando preparando un par de entradas sobre pájaros y flores, pero antes de ello me gustaría narraros algunas vivencias “de campeo grupal” de estas últimas semanas por Sierra Morena.
 
 Como sabéis los que seguís el facebook de Aves Sierramorena, por fin pudimos hacer algunas de las rutas ornitológicas guiadas que teníamos programadas para meses anteriores, y que tuvieron que ser suspendidas a causa de las lluvias. Se trata del programa Birding Sierra Morena, que organizamos y planificamos desde ADIT-Sierra Morena y en el que contamos con las empresas de turismo activo de Red MITO.
 
Una de las numerosas águilas imperiales inmaduras de la ruta por Sierra Morena Sevillana
 
 La primera de ellas tuvo lugar el pasado 6 de abril, con el extremo norte de la provincia de Sevilla como escenario. Hicimos la ruta “SE-10 El rincón de las águilas”, del libro Rutas para ver aves y naturaleza en Sierra Morena Sevillana, un recorrido lineal a pie partiendo del santuario de Guaditoca, emblemático lugar para los habitantes de Guadalcanal. Comenzamos viendo al chochín construir su nido en los improvisados ramajos aportados por la crecida del arroyo, a los gorriones morunos trajinar por los bajos del nido de la cigüeña blanca, y a dos lejanas águilas reales afanadas en el marcaje.
 
Cigüeña blanca regentando su nido
 
Fue una soleada pero fría jornada, más propia del invierno que de la primavera, donde no faltaron las verdaderas joyas de la zona: el águila imperial ibérica, de la que vimos no menos de 10-12 ejemplares distintos (¡!), teniendo avistamientos constantemente a lo largo del día, sin parar, de inmaduros y dameros, tanto en vuelo como posados…. ¡es tremendo lo de este sitio!
 
 
 
 
Joven águila real en la ruta ornitológica SE-10 "El Rincón de las Águilas". Foto: Juan Carlos Prieto
 
 El águila real se mostró en número “algo inferior”, anotando unos 8-10 ejemplares distintos de diferentes edades; el buitre negro no se prodigó tanto como en otras ocasiones, pero también se dejó echar el ojo varias veces, al igual que su pariente el leonado. Milanos reales y negros, águilas calzadas, culebreras europeas, cernícalos vulgares y primillas, aguiluchos cenizos y ratoneros completaron el cartel de rapaces diurnas.
 
Cruzando, no sin apuros, el último crecido regato...
 
Pero también disfrutamos de chovas piquirrojas, calandrias, alcaravanes, chorlitejos chicos, cigüeñuelas, 5 cigüeñas negras, alcaudones reales y comunes, cuervos, grajillas, ánades azulones…. Y de algunas orquídeas bonitas, de las que hablaremos otro día. Eso sí, hubo que remangarse y hacer cábalas e inventos para cruzar los crecidos arroyos, lo que dio lugar a divertidas situaciones (no tan divertidas para algunos de los 16 asistentes jejeje).
 
El amigo Paco haciendo de equilibrista...
 
 Al sábado siguiente, 13 de abril, nos dimos cita en Hornachuelos para disfrutar de las especialidades aladas de sus ríos, barrancos y montes. Aquí la cosa también salió a pedir de boca, pues tras un buen desayuno enfilamos la ruta “CO-6 Sendero de los Ángeles”, que estaba realmente bonita y en pleno esplendor primaveral. Los acantos y las orquídeas en flor jalonaban el sendero, y los arroyos y regatos que bajan al Bembézar corrían que daba gusto…de hecho, también hubo que sortear algún paso delicado.
Los monitores de Quivirocio ayudando a los asistentes a cruzar el arroyo de La Rabilarga
 
El exótico pero simpático pico de coral compartió protagonismo en  los oculares de nuestros prismáticos con golondrinas dáuricas, polluelos de buitre leonado sombreados por sus padres, agitadas cigüeñas negras, picogordos, culebreras europeas o bonitas mariposas como Zerynthia rumina. Se escucharon cositas interesantes como la primera tórtola europea del año, o el amor sonoro de los sapos comunes, invisibles entre la vegetación del cauce. Todo ello rodeados de los grandes algarrobos y bonitos almeces que son característicos de este místico lugar.
 
Sendero de Los Ángeles, el Seminario y el cañón del Bembézar, santo y seña de la Sierra de Hornachuelos
 
 A la hora del bocata en el Centro de Visitantes Huerta del Rey, a orillas del arroyo de La Rabilarga, no pudimos estar mejor acompañados: un flamante macho de pico menor cantó varias veces, tras lo cual se posó en las ramas sobre nuestras cabezas dejándonos degustarlo con todo lujo de detalles. Tras el café de rigor, nos recogió el minibús con el que hicimos la segunda parte del recorrido; se trató de una ruta en coche por los solitarios montes del Parque Natural Sierra de Hornachuelos, siguiendo la propuesta CO-1 Sierra de Hornachuelos de Rutas para ver aves y naturaleza en Sierra Morena Cordobesa.
 

 
Con buitres, águilas y azores por lo alto.... P.N. Sierra de Hornachuelos
 
No fallaron las rapaces, plato principal del menú: varias águilas reales, una tranquila perdicera que tomaba el sol, calzadas, culebreras, milanos negros, cernícalos, buitres negros y leonados, ratoneros, y tres sorpresas inesperadas en forma de azor territorial, gavilán y un migrante aguilucho cenizo que pasó sobre los montes y barrancos tapizados de pinos y jaras. También hubo ciervas, y orquídeas, y barbos gitanos en plena freza, y collalbas rubias, y escribanos montesinos, y…. hasta un misterio con esta pareja de águilas superlejanas y a contraluz, con la que no hubo acuerdo. La pinta era de imperial, pero fue imposible obtener certeza de ello. ¿Qué opináis vosotr@s?
 
Pareja de misteriosas águilas que no se dejaron identificar con garantías.....¿quién se moja?
 
 En definitiva, una jornada con un tiempo soleado y hasta calurosa, cielos prístinos y muy buen ambiente en el grupo de 20 personas, llenazo absoluto de gente que quiso degustar las delicias naturales serranas y trastear por hermosos rincones de nuestra cordillera mariana.
 
Grupo de pajareo intensivo por Sierra Morena Cordobesa
 
 Y del campo a las aulas… Está claro que no es lo mismo vivirlo en directo a que te lo cuenten, pero aún así la convocatoria fue un éxito en la charla que organizaban SEO-Sevilla y la Casa de la Ciencia-CSIC en Sevilla capital; nada más y nada menos que 90 personas se dieron cita para aguantarme soltar el rollo sobre Sierra Morena Sevillana y sus aves, que ya hay que tené ganas….
 
 Bromas aparte, fue una tarde sorprendente por lo concurrido de la sala y lo participativo del personal, en especial los niños, que fueron verdaderos protagonistas del evento. Y no me queda duda que, después de darles la brasa, más de uno habrá visitado Sierra Morena en busca de sus más emblemáticas aves. Y eso es lo que espero también del personal que asistió a la charla sobre aves de Sierra Morena Cordobesa que tuvo lugar en la ciudad de Córdoba un mes después, dentro del interesante programa para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente que desarrolla SEO-Córdoba.
 
Dando la brasa en la Casa de la Ciencia, con SEO-Sevilla
 
 Al día siguiente a la charla de Sevilla me pasé por el stand de Editorial La Serranía de la Feria del Libro de la capital andaluza, donde el amigo Pepe Cuenca, coautor de un libro imprescindible para disfrutar haciendo senderismo por la parte sevillana de Sierra Morena, estaba atendiendo junto a su mujer al personal que se acercaba por la Feria del Libro. Incluso firmé algunos libros y todo, quién me iba a decir a mí que acabaría haciendo algo como eso!
 
En stand de La Serranía en la Feria del Libro de Sevilla 2013
 
 Mas como esto de las aulas y los stands está bien, pero no es lo suyo en este blog…. volvemos al campo. Concretamente al sábado 18 de mayo, cuando me vi involucrado en una nueva salida de grupo a Sierra Morena. Bastante atípica para lo que suelo hacer, eso sí, ya que en esta ocasión fuimos a aprender de Geología, de la mano de Alberto Gil, geólogo del Parque Natural Sierra Norte. La actividad, enmarcada en la Semana Europea de los Geoparques (título que atesora este espacio natural sevillano), fue organizada por la Red de Voluntarios Ambientales y estuvo también muy concurrida: ¡casi 60 personas! La verdad es que no deja de sorprender tal afluencia en este tipo de eventos, máxime teniendo en cuenta que los pájaros suelen llamar la atención del profano, pero las piedras….. digamos que pasan bastante más desapercibidas.
 
Viendo y aprendiendo de piedras!
 
 Total, que allí estuvimos trasteando por el Monumento Natural Cerro del Hierro, aprendiendo de su formación, del viejo proceso kárstico que aún hoy sigue vivo, de las diferencias entre la calcita y la barita, de esponjas fosilizadas, de los estatolitos dejados por colonias de cianobacterias y algas, de óxidos y hematíes, del papel de la minería en el actual paisaje del Cerro, y de mil y una cosas más.
 
Monumento Natural Cerro del Hierro
 
Calcita y barita.... blancos parecidos, tamaño parecido... pero peso muy desigual
 
Me resultó interesantísimo, algo en lo que tuvo mucho que ver la profesionalidad y dotes comunicativas de Alberto. Y, como no todo iba a ser mirar piedras, escudriñamos el cielo para toparnos con la cigüeña negra y el avión roquero, y al suelo para registrar varias especies de orquídeas y la floración de las bellísimas peonías bajo quejigos y robles melojos.
 
 
Las conocidas y preciosas peonías en el P.N. Sierra Norte de Sevilla
 
Despido esta entrada, que ha contenido más fotos humanas de lo habitual en el blog, dejándoos el enlace a los blogs de otros compañeros que estuvieron con nosotros en algunos de estos días, para que tengáis más opiniones acerca de las posibilidades naturalistas que ofrece Sierra Morena y no penséis que soy un plasta exagerado…. Así nos lo contaron José Juan Díaz e Iván Parrillo.  
 
¡Hasta la próxima!

Arroyo de La Baja, en plena Sierra de Hornachuelos, con sus barbos gitanos frezando

2 comentarios:

  1. ¡Yo me mojo con la foto de las águilas! Por la longitud de la cola, me voy a arriesgar diciendo que imperiales.
    Menudas salidazas, cuando toque alguna por Jaén me apuntoooo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrada,la foto del Aguila espectacular.Un saludo amigo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...