[Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog (realizadas mediante la técnica del cutrescoping) y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.

Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias]


Latido Jondo

Cerradas manchas de monte en las sierras de Andújar... apreturas y riscales en Despeñaperros... soledades boscosas y remotas en Hornachuelos... cantos de colirrojo real en los frescos castañares en la Sierra de Aracena... ríos que serpentean entre hondos barrancos cordobeses... robledales donde termina Andalucía... el morir alomado y llano de la Sierra en el extremo norte de Sevilla... bellotas que se caen de las encinas... callejas de pueblos blancos donde cantan las golondrinas... olor a pasto mojado cuando suena la berrea... cigüeñas negras sobre el murmullo de las aguas... bruscos picados de águilas reales... croar de sapos y ranitas en la noche... chillidos de matanza en las frías mañana de invierno... el paso elástico del lince bajo la valla... manto florido de dehesas en primavera.... agostaero de pastos en verano...

Si yo fuera bicho, Sierra Morena sería mi área de campeo. En este blog pretendo compartir con vosotros algunos de los momentos camperos que vivo tanto en esta zona -a retazos salvaje y honda, a retazos domesticada y suave- de Andalucía como en otros variopintos parajes naturales, a veces alejados de la Sierra pero que también forman parte de mi área de dispersión....o a los cuales llego con carácter divagante o accidental....


Bienvenidos!

22 de agosto de 2011

Sierra Morena Deluxe: OXYGASTRA CURTISII


 Inevitablemente, cuando empiezas a meterte en uno de esos submundillos que forman parte de nuestra Biodiversidad tratas de conocer los ingredientes que lo forman, y enseguida te quedas con la copla de cuáles son los más selectos. Eso me pasó cuando empecé a interesarme por los odonatos; o sea, los caballitos del diablo y libélulas “de toda la vida”. Lees, consultas, buscas información, miras fotos... Y Oxygastra curtisii se me grabó pronto en la memoria, tanto por lo llamativo del bicho como por lo sonante de su nombre, además de por su reducida área de distribución mundial. Pero claro, obviamente no iba a empezar por el tejado (no está hecha la miel pa la boca del cochino), así que empecé a buscar, aprender y disfrutar de las especies más frecuentes y comunes.


Mi primera Oxygastra curtisii, fotografiada con cutreprismiscoping en la sierra de Hornachuelos

Oxygastra curtisii es una de las poquísimas especies de odonatos que forman parte del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Se encuentra actualmente en la categoría de “Vulnerable”, y su situación no es muy halagüeña –especialmente en el Sur ibérico-, porque ocupa tramos medios y bajos de ríos permanentes bien conservados, con aguas lentas, limpias y abundante vegetación de ribera combinada con claros. Casi ná…

Uno de los arroyos donde vive Oxygastra curtisii en Sierra Morena, justo tras unas copiosas lluvias

 En Andalucía la especie está citada en todas las provincias occidentales y en Jaén, aunque las cita de Huelva es antigua. El principal núcleo de población se halla en los ríos de Los Alcornocales-Sierra de Grazalema, pero en Sierra Morena también es conocida en varias localidades. El año pasado, mientras trabajaba por un arroyo precioso de la sierra de Hornachuelos, me topé con una libélula mediana, de apariencia oscura metalizada y que no paraba de patrullar de arriba a abajo un pequeño tramo del solysombra de la ribera. Traté de verla bien con paciencia, cosa que logré cuando al fin se posó. Así fue como esta preciosidad llegó por primera vez a mis ojos, y comprobé que sus tonos verdes y amarillos ganan en las distancias cortas. La emoción fue doble, pues ni siquiera iba buscándola, ya que no sabía que justo ésa era una de sus localidades actuales.

Otro odonato espectacular, frecuente en arroyos rocosos de Sierra Morena:
Onychogomphus forcipatus ssp. unguiculatus

 Esa mañana de principios de mayo disfruté de varios ejemplares, vecinos de otras bellezas como Onychogomphus forcipatus, Cordulegaster boltonii o Calopteryx haemorrhoidalis. Un mes y pico después me la topé de nuevo, esa vez a orillas del Bembézar, también en el P.N. Sierra de Hornachuelos. Y es que en el sector central de la Sierra es donde se encuentra la mayoría de sus efectivos, pues la rivera de Ciudadeja (P.N. Sierra Norte de Sevilla) es la otra localidad con población conocida actual. Hay citas más o menos antiguas de otros lugares de la Sierra Morena sevillana y cordobesa, pero por desgracia en los últimos años no se le ha encontrado en ellos, o al menos eso refleja la bibliografía. Esto hace ver la situación desfavorable que atraviesa, motivada por factores de amenaza como la construcción de presas, las extracciones de agua, la contaminación de las mismas o las alteraciones en el nivel de los cauces.
  
 Ello debe hacernos valorar aún más los escasos encuentros con esta bonita especie, casi exclusiva de la Península y Francia. Una más de las joyas con las que cuenta Sierra Morena.

2 comentarios:

  1. La verdad no me fijo mucho en estos maravillosos insectos...aunque cada vez leo mas y me fijare mejor.
    Saludos murcielageros....

    ResponderEliminar
  2. Esa Oxigastra tié muuusho mérito, Rafa, muuuussho mérito...
    A ver si el año que viene nos vemos por ese paraiso de Oxigastras, que con lo delicadas que son, seguro que tiene otras compañeras de mucha altura.
    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...