[Las fotografías de paisajes y de fauna que aparecen en este Blog (realizadas mediante la técnica del cutrescoping) y los textos que las acompañan están hechos por mi, a menos que se diga lo contrario.

Puedes utilizar las imágenes y hacer referencia a los textos libremente, pero siempre citando la fuente y al autor. Gracias]


Latido Jondo

Cerradas manchas de monte en las sierras de Andújar... apreturas y riscales en Despeñaperros... soledades boscosas y remotas en Hornachuelos... cantos de colirrojo real en los frescos castañares en la Sierra de Aracena... ríos que serpentean entre hondos barrancos cordobeses... robledales donde termina Andalucía... el morir alomado y llano de la Sierra en el extremo norte de Sevilla... bellotas que se caen de las encinas... callejas de pueblos blancos donde cantan las golondrinas... olor a pasto mojado cuando suena la berrea... cigüeñas negras sobre el murmullo de las aguas... bruscos picados de águilas reales... croar de sapos y ranitas en la noche... chillidos de matanza en las frías mañana de invierno... el paso elástico del lince bajo la valla... manto florido de dehesas en primavera.... agostaero de pastos en verano...

Si yo fuera bicho, Sierra Morena sería mi área de campeo. En este blog pretendo compartir con vosotros algunos de los momentos camperos que vivo tanto en esta zona -a retazos salvaje y honda, a retazos domesticada y suave- de Andalucía como en otros variopintos parajes naturales, a veces alejados de la Sierra pero que también forman parte de mi área de dispersión....o a los cuales llego con carácter divagante o accidental....


Bienvenidos!

8 de marzo de 2011

(Algunas) Mariposas de Sierra Morena

Últimamente me cuesta la vida sacar ratos para poner cosas en el blog; afortunadamente, no se debe a que no pueda salir al campo a bichear, sino a la escasez de tiempo para contar nada.
..
Llevaba tiempo con ganas de poner esta entrada en el blog, y de hecho llevo tiempo haciéndola a cachitos. Debo decir que me voy a meter en terreno aún bastante cenagoso para mi, pero tengo la ilusión y la osadía del principiante, así que voy a atreverme.
..
Y es que hoy voy a escribir sobre lepidópteros diurnos, concretamente de algunas de las mariposas diurnas que he observado a lo largo del último año en Sierra Morena, y que se han dejado retratar. No ando nada suelto todavía en identificación de lepidópteros, pero estoy poniéndome las pilas y he tratado de documentarme para que esta entrada sea lo más correcta posible. Si aún así detectas algún error, házmelo saber sin ningún reparo, pues te lo agradeceré. Como tampoco puedo hablar mucho de ellas, será una entrada muy gráfica, basada en imágenes en su mayor parte hechas en Sierra Morena….y ya de antemano pido disculpas por la calidad de las fotos, pero, por lo general, estos bichos no se lo ponen nada fácil al macro de mi ya considerada antediluviana Coolpix 4500.
..
Una de las mariposas (siempre me refiero las diurnas, y en el estado de imago) más fácil de observar es la Ninfa de Esper Coenonympha pamphilus, y también una de las más madrugadoras; en los dos últimos años la he visto volar a partir de febrero. Es uno de los ninfálidos más pequeños, y aparece en distintos ambientes, especialmente en sitios abiertos y soleados, lechos de ríos en verano, cumbres con poca vegetación, prados, cerros casi pelados, etc.

Curiosamente, he podido leer que las de invierno y primavera son más oscuras que las que vuelan en verano, y no sé si es casualidad pero en estas fotos se aprecia. La superior está hecha en el valle bajo del Viar (Sierra Morena sevillana) en febrero, y la de abajo en las sierras de Montoro (CO) a principios de octubre.

Maniola jurtina, mariposa conocida como Loba, es otro ninfálido poco llamativo, que se hace común y bien distribuido ya mediada la primavera. Suelo verla en espacios abiertos, y con frecuencia posada en el suelo.

Aquí se ve a una Loba libando de la flor de una hierba verruguera, a comienzos del otoño en la Sierra Morena cordobesa.

La Mariposa de los muros Pararge aegeria también es frecuente, sobre todo dentro de o junto a bosques de ribera. Aunque tiene un período amplio de vuelo, la he visto sobre todo en verano y comienzos de otoño, como a esta que pillé en la rivera de Ciudadeja (Sierra Morena de Sevilla).

Parecida a la anterior, si las ves en vuelo y sólo por el anverso, son las Lasiommata o Saltacercas. Creo que no son muy exigentes, pues las veo en hábitats diversos aunque en general abiertos, como caminos, zonas rocosas o cabezos sin arbolado. Hay dos especies por estos lares, y no me aclaro con la asignación taxonómica de este ejemplar (la foto tampoco da para mucho más), así que lo dejamos en Lasiommata sp.

Otra bien discretita, en cuanto a coloración se refiere, es este Hipparchia. No veo muchos por la Sierra, aunque puede deberse a mi falta de pericia y al increíble camuflaje de los integrantes de este género, que se posan en el suelo y cierran las alas, haciendo invisible su ocelo y con ello a su propietario. Los asocio a claros dentro de pinares y otros bosques, donde vuelan los imagos en verano. La foto es pésima, y no pude identificar al bicho en campo, así que se tendrá que quedar también en Hipparchia sp., aunque quizá con más papeletas de H. semele que de otra especie…

La Lycaena phaleas o Manto bicolor es una de las más abundantes y ampliamente distribuidas en Sierra Morena. Este bonito licénido ocupa diversos hábitats, de modo que no puedo asociarla a ninguno en concreto, aunque en prados floridos es quizá donde se le ve más fácilmente . El ejemplar de la foto libaba flores a finales de verano en la sierra de Hornachuelos (Córdoba).

He leído que existe una subespecie, L. p. caeruleopunctata, caracterizada por presentar unos puntos azules en la parte posterior del anverso de las alas, como el bicho de esta de la foto que tomé en la Tentudía onubense a mediados de primavera. Lo que ignoro es si esta clasificación taxonómica está ampliamente aceptada, o si también se recoge como una simple variación de la subespecie nominal.

Cambiando por completo de paleta de colores, el blanco de las Pieris se ve por la Sierra a lo largo de prácticamente todo el año. Su inmaculado vuelo alegra los espacios abiertos, sobre todo los herbazales con plantas crucíferas; Pieris brassicae o Blanca de la col (la de la foto) es algo más grande y de alas más puntiagudas que la menor y más redondeada Blanquita de la col Pieris rapae, también común; en muchas ocasiones son muy complicadas de distinguir.

Otro piérido abundante es Colias crocea, bastante generalista y bien distribuida, y también tempranera (las he visto incluso en enero). Cuando se la ve posada gana en belleza, al menos en mi opinión, pues luce ese lunarcillo claro en el ala posterior…

Retomando los tonos blancos, de la familia de los ninfálidos es la Medioluto inés Melanargia ines. Preciosa, aunque si las pillas al final de su corta vida adulta te arriesgas a que presenten un aspecto bastante destartalado y poco agraciado (como la de la foto). Los adultos liban en los cardos, como hacía este ejemplar en la zona baja de la sierra onubense. Me parece escasa, y las pocas veces que la he visto ha sido en secarrales y cabezos con vegetación rala.

Dentro de Pieridae encontramos a la Blanquiverdosa Pontia daplidice, especie de amplia distribución. Se la ve volar desde la primavera, siendo localmente frecuente a principios de verano en prados donde haya flores (p.e. de boragináceas o crucíferas). Este ejemplar se encontraba en un arroyo seco con muchas plantas de hierba verruguera en el pie de la Sierra de Andújar, a finales del verano.

No hay que confundirla con la Blanca verdirrayada Euchloe belemia, otro piérido de llamativa librea (cuando se le ve posado), pero en el cual la distribución de verde y blanco se articula en rayas, y no en puntos. Es una especie que me gusta mucho, y de la que se puede disfrutar a lo largo de casi todo el año, especialmente en áreas de baja altitud. Suele apetecer de jaramagos y otras crucíferas, de las que creo también se alimentan sus larvas.

El tercio de mariposas “béticas” frecuentes se completa con Euchloe crameri (Blanca meridional), de extensa distribución mundial. También madrugadora, vuela por laderas y cumbres, prados, espacios abiertos entre dehesas, etc. Si la ves posada suele ser fácil de diferenciar de la Pontia y de otras Euchloe, incluso para los que estamos más pegaos, porque tiene un mayor número de círculos blancos sobre fondo verde en el reverso, dando un aspecto más festivo que las anteriores. A esta la pillé en pleno invierno en el P.N. Sierra Norte de Sevilla:

Una mañana de finales del febrero pasado vi varios de estos licénidos celestes, en vuelo raudo e incansable junto a un regato de los montes de El Centenillo (J). Es difícil hacer la identificación, por no decir imposible para mi, pero creo que se trata de Celastrina argiolus o de un Polyommatus sp.:

Una pequeña que me sorprendió es la Gris estriada Leptotes pirithous, la cual habita el sur de Europa y el norte de África. Aquí se la puede ver libando florecillas, una vez más, de hierba verruguera Heliotropium europaeum en la Sierra de Aracena, y puede comprobarse que es otro de esos animalillos que merecen ser vistos de cerca, para así percibir el tono metalizado de esos ocelos brillantes de las alas posteriores. Estas escamas son de una belleza pequeña, pero resplandeciente.

Aunque, hablando de mariposas que ganan en las distancias cortas, para mi no hay mejor ejemplo (al menos de los que conozco por el momento) que la bellísima Mariposa arlequín Zerynthia rumina. La he visto en algunas ocasiones por Sierra Morena, aunque pocas veces con calma, y de hecho no creo que sea muy abundante. Si la ves volando parece no tener nada especial, pero cuando se posa y abre las alas…

Al igual que la Zerynthia, la preciosidad llamada Macaón Papilio machaon pertenece la familia Papilionidae, que engloba a algunos de los lepidópteros visualmente más atractivos que pueden encontrarse en una guía de mariposas europea. Esta es muy conocida y bastante frecuente, y no pasa desapercibida por su tamaño, potente vuelo y llamativa coloración. Se la ve, especialmente a finales de invierno y en primavera, sobrevolando prados, pastizales y demás espacios abiertos.

Claro que, a la hora de hablar de mariposas bonitas, me descubro ante Charaxes jasius, la Bajá de dos colas o Mariposa de los madroños. La planta nutricia de las larvas es Arbutus unedo, de ahí que resulte común en formaciones de matorral mediterráneo, especialmente en umbrías. A los adultos se les ve volar por las copas de los árboles en formaciones de ribera y bosques frescos, lo que entraña grandes dificultades para pillarlas con la cámara (me lo he pensado dos veces antes de subir esta imagen, pero al fin y al cabo esto no pretende ser un blog de fotografía…).

Otro ninfálido de gran tamaño y llamativa librea es la famosa Pandora Pandoriana pandora. Las que he visto ha sido ya avanzado el verano, y siempre volando y libando sobre cardos, en claros o en el borde de masas forestales y en zonas algo altas, como este precioso ejemplar de Despeñaperros, que estaba ahí dándole a la espiritrompa...

Ya puede verse que he dejado las más espectaculares para el final. Porque la Vanessa atalanta combina su gran tamaño con una librea a la vez elegante, alegre y bonita. Una pasada de mariposa, que vi en números elevados en el otoño y el invierno pasados. Casi nunca dan tregua, pero pude pillar a unas libando flores de madroño en pleno invierno, y se mostraron muy confiadas

Hasta el punto de posar así (por supuesto, no la cogimos para ello, y tras la foto la volvimos a colocar delicadamente sobre el arbusto):

Lo que viene a continuación no es una mariposa diurna, sino una nocturna de la familia Noctuidae -más concretamente, un árctido- que me resultó muy abundante en algunas zonas de Sierra Morena a finales del verano pasado (Bailén, Montoro, Aroche, La Puebla de los Infantes): Utetheisa pulchella. Ciertamente, si no te detienes a contemplarla desde un primer plano, no reparas en lo hermosa y elegante que es, a pesar de que en algunas zonas se considere una plaga agrícola (Nota: gracias a Javi Salcedo por hacerme posible la correcta identificación).

Voy a despedir esta serie con otro bellezón alado: la Sofía Issoria lathonia, cuyas larvas al parecer se alimentan de violetas. Me parece una mariposa escasa, a la que sólo he llegado a ver en una ocasión en el pasado año, cuando observé un par de ejemplares en un camino entre pinares de Despeñaperros. Una de ellos posó para mi, permitiéndome inmortalizarla y recrearme en esa combinación de manchas tan original.

Espero no haber metido mucho la pata. Un saludo para quienes hayan llegado hasta aquí!

5 comentarios:

  1. Pues para haberla hecho a trozos, te ha quedado estupenda la entrada. Muy buenas fotos y buenos textos. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Ya me gustaría a mi saber algo de mariposas. me acabo de pedir una guía.
    muy chulas las fotos gañan

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho la entrada. Es que las mariposas saben encandilar a cualquiera...

    Las primeras mariposas que he visto este año han sido Pieris sp. que han arribado a mi casa a libar de las florque que había abiertas ya a finales de febrero. Y otra que es muy madrugadora es la Cacyreus marshalli que aunque sea ivasora también cuenta como mariposa.

    La Zerynthia rumina es una de las que más me gustan, el año pasado pude ver bastantes en los pinares de Aznalcázar y el año pasado también pude ver unas 20 Vanessa atalanta libando de las flores de un madroño en Itálica, eran muy confiadas, alo mejor estaban un poco borrachinas con el néctar. La que no he visto nunca y tengo muchas ganas de que llegue el encuentro es con la Charaxes jasius.

    La Utetheisa pulchella en algunos lugares llega a ser abundantísima sólo hace falta fijarse un poco y deleitarse con la capa de lunares multicolor que lleva puesta. El año pasado también apareció por mi casa.

    Y por último la Issoria lathonia la encontré muy abundante también en los Montes de Valsaín en Junio del año pasado sobertodo en las zonas de zarzas.

    ResponderEliminar
  4. ... pues has hecho una estupenda colección de un solo post...Buena entrada. A mí también me resutan a veces muy complicadas de distinguir y a veces paso horas intentando encontrar pequeñas diferencias entre unas y otras...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todos, me alegro de que os haya gustado! Espero poder continuar la serie conforma vaya viendo -y siendo capaz de identificar- más especies. Un saludo a todos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...